×

Háblanos de tu proyecto

En Circontrol sabemos cómo ayudar a instaladores y operadores a proveer sus redes de

carga de vehículo eléctrico o híbrido.

¿Quieres saber más? ¡Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo enseguida!



Circontrol usará la información facilitada en este formulario para ponerse en contacto con usted y enviarle información sobre su actividad y campañas de marketing. Puede cambiar de opinión en cualquier momento contactándonos en marketing@circontrol.com.

Bruselas ha dado luz verde a una de las mayores inversiones en electromovilidad de los últimos años. Este pasado día 9 de diciembre, el gobierno español anunciaba que el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (PERTE_VEC) tuvo el visto bueno de la Comisión Europea, que lo consideró proporcionado a las necesidades españolas, especialmente por la recuperación que implica para el sector de la automoción.

El plan estará dotado con 3.000 millones de euros provenientes en parte de los fondos Next Generation EU, aunque el gobierno prevé que esta medida genere una suma de más de 24.000 millones de euros en el periodo 2021-2023, entre inversiones públicas y privadas.

Aumento de la recarga hasta las 110.000 instalaciones

Para la industria del automóvil eléctrico en España, se calcula que el plan puede significar un impulso de dimensiones muy significativas, ya que se prevé mejorar la infraestructura de recarga hasta los 110.000 puntos en el país para el 2023. En cuanto a los vehículos, se espera que se llegue a la cifra de 250.000 matriculaciones completamente eléctricas en el mismo tiempo, permitiendo el despegue definitivo de la electromovilidad en España. Además, la medida puede implicar alcanzar los 140.000 puestos de trabajo en el sector de la automoción, y su contribución al PIB se situaría entre el 1% y el 1,7% del total español.

Y es que el de la automoción es uno de los sectores económicos más importantes para España, no sólo por su generación de empleo, sino también por ser uno de los que más aportan a la balanza comercial. De hecho, el país es el segundo fabricante europeo de vehículos, y se sitúa en el noveno puesto mundial. En global, representa el 11% del total del negocio industrial, y es el cuarto sector exportador, con un 15% del total de las exportaciones al extranjero.

Una apuesta “necesaria”

Desde la Comisión Europea se evaluó el proyecto aportado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo como una apuesta necesaria para facilitar las inversiones en I+D y en medidas de protección medioambiental en la cadena de suministro para vehículos eléctricos y conectados. “El proyecto ayudará a desarrollar la cadena de vehículos eléctricos y jugará un importante papel en la recuperación verde y digital de la economía española”, aseguró la vicepresidenta de la Comisión, Margrethe Vestager.

Para la ministra española de Industria, Comercio y Turismo, María Reyes Maroto, “este proyecto es una oportunidad histórica de convertir la fabricación del vehículo eléctrico y conectado en un proyecto tractor que refuerce la industria de automoción en todo el país”. Además, aseguraba que “contamos con las capacidades industriales y el liderazgo de las empresas para invertir en la movilidad del futuro, una movilidad que será más sostenible, digital, conectada y segura”.

La inversión pública del PERTE_VEC aprovado este diciembre se completa con las ayudas del Plan Moves, el Programa Moves, Proyectos singulares, el programa tecnológico de movilidad sostenible del CDTI, inteligencia artificial y vehículo conectado hasta llegar a los 4.300 millones de euros. Un revulsivo que puede implicar una inversión total de 24.000 millones, según calculan desde el gobierno español.

Share This