Con la medida se espera un ahorro de hasta 200 MWh anuales 

Desde finales del 2019, Circontrol reutiliza la energía consumida en el proceso de test de carga de sus equipos rápidos Raption 50. Durante su proceso de fabricación, estos cargadores son comprobados y verificados antes de salir al mercado con una simulación de carga que supone un gasto energético considerable.

Hasta el momento, este proceso se realizaba sobre una carga resistiva y esto suponía la pérdida de la energía por la disipación de calor. Sin embargo, con el nuevo sistema, la energía vuelve a la red eléctrica formando un sistema de lazo cerrado que evita el derroche de energía. Además, la mejora también repercute en el coste total de la energía consumida por la empresa y permite que toda la demanda energética de las instalaciones se abastezca sin necesidad de ampliar la potencia contratada.

Con esta medida, Circontrol ahorrará hasta 200 MWh anuales, un consumo de energía considerablemente alto dado el incremento de su ritmo de producción en los últimos meses debido a la fuerte demanda de infraestructura de carga de vehículos eléctricos. De esta manera, la empresa contribuye a minimizar la huella ambiental no solo con el impulso de la movilidad eléctrica, si no también sumándose a una mejor y más eficiente gestión de los recursos requeridos para llevar a cabo su actividad.

Share This