El Director General de Circontrol, Joan Hinojo, participó ayer en el panel organizado por Latam Mobility (Virtual Summit) titulado ‘Perspectivas para el desarrollo de la infraestructura de carga y el mercado de baterías en Latinoamérica’, junto a otras voces del sector. En el evento, Hinojo pudo reflexionar sobre temas diversos relacionados con el presente y el futuro de la infraestructura de carga del vehículo eléctrico, tanto en Europa como en América Latina. Para Hinojo, hay muchos factores que pueden empujar su despliegue de una red pública pero el principal es la presencia de vehículos eléctricos en el mercado. “Si hay vehículos eléctricos, habrá cargadores”, expuso. Para él hay muchos retos por delante pero no debemos perder la oportunidad de usar lo que ya tenemos. En ese sentido, para él lo primordial es aprovechar la infraestructura eléctrica que ya tenemos y para hacerlo, es primordial la recarga inteligente, tanto en el ámbito doméstico, para compatibilizar la carga de vehículo con los otros electrodomésticos y consumos eléctricos en el hogar, como en otros tipos de carga rápida y/o semi-rápida. En este punto presente, sostuvo la importancia de la implicación de la administración pública y las asociaciones como AEDIVE, que contribuyen a la promoción de la movilidad eléctrica y, consecuentemente, al despliegue de la red de infraestructura de recarga”.

“En el futuro podremos sofisticarnos más y hablar del almacenamiento de la energía y la alimentación de la propia red eléctrica” y es que según Hinojo, “el coche eléctrico lo cambia todo, no es solo un cambio en la movilidad, supondrá un cambio en el modelo energético porque vamos a tener millones de baterías almacenando energía y alimentando a la red cuando se requiera”. En ese sentido, Joan Asín de BeePlanet, también subrayó que el vehículo eléctrico supondrá “la transformación más radical en el industria en 150 años e invitó a la ciudadanía a sumarse a un modelo de movilidad más respetuoso con el medio ambiente y a promover una modelo circular para no repetir con las baterías un problema similar al que hemos tenido con los combustibles fósiles”.

 

El papel de la administración pública, clave para el despliegue

En el panel también participó Adriano Mones, representando a Phoenix Contact y a AEDIVE, pues actualmente ostenta el título de presidente de la asociación española. Para Mones es necesario el apoyo integral de la movilidad eléctrica para poder desplegar la infraestructura de recarga. Para ello es fundamental un mayor despliegue del vehículo eléctrico y eso se empieza por sensibilizar, educar y romper mitos entorno a la electromovilidad. “Si lo conseguimos, el despliegue de los puntos de carga vendrá solo”, sostuvo. Según apuntó, a día de hoy crece mucho más la venta de vehículos que los puntos de carga de acceso público. El objetivo a lograr es “acompasar el despliegue de los nuevos vehículos eléctricos con los puntos de carga”. Una misión que para Mones requiere el apoyo de las administraciones en forma de cofinanciamiento pues la inversión necesaria es muy grande y su retorno lento. Además, hay otros obstáculos como la falta de agilidad en los trámites para instalar puntos de recarga públicos, una burocracia que en algunos países europeos “es una pesadilla”, apuntó. Además, sostuvo que se debe racionalizar la fiscalidad entorno a la instalación de puntos de carga, “grabar la instalación de infraestructura de carga a dos niveles (estatal y municipal) no ayuda al despliegue de la red de carga”. Por último resaltó la importancia de fomentar la carga ultra-rápida para equiparar la carga a los usos y costumbres de los conductores de vehículos de combustión y no perdió la oportunidad para hablar de las nuevas funcionalidades que el vehicle-to-grid puede suponer en un futuro. “Va a abrir un nuevo mundo en el ámbito de la infraestructura de carga”.

 

Carga de autobuses eléctricos

La movilidad eléctrica en el transporte público también ocupó buena parte del coloquio. En ese sentido, todos aprovecharon por elogiar la apuesta que la región de América Latina por el transporte público verde con países como Chile y Colombia. Este último ha adquirido recientemente 1400 buses eléctricos, una cifra que supone la mayor flota de eBuses fuera de China. En este apartado, Joan Hinojo no perdió la oportunidad de mencionar las soluciones de carga en cocheras que desarrolla Circontrol. “En Circontrol tenemos una amplia experiencia en la carga de autobuses eléctricos, hemos cargado buses en lugares tan distintos como Petra (Jordania) y Dundee (Escocia)”. Además, subrayó que la carga de buses tiene una ventaja y es que podemos predecir la energía que va a necesitar ya que siempre realizará el mismo trayecto.

 

La estandarización del formato de carga

Otro de los bloques giró a entorno a los problemas que supone el gran número de protocolos de carga (CCS Combo, CHAdeMO, GB/T, etc), una cuestión compleja que pone de manifiesto que en muchos casos el mercado va por delante de la racionalización tecnológica y la practicidad. Una cuestión, que Hinojo aprovechó para recalcar que para Circontrol esto no es un problema grave. “Sabemos fabricar cualquier tipo de cargador para cualquier tipo de vehículo eléctrico, venga de donde venga”, mantuvo. Sin embargo, es deseable definir una regulación estándar para los próximos años, especialmente en América Latina.

 

La importancia de la carga rápida

La sesión acabó con reflexiones entorno a la carga rápida y a su importancia para el triunfo de la movilidad eléctrica. Para Mones, es muy importante que haya cada vez más vehículos que permitan la carga rápida y que su precio sea asequible. Además, la resistencia de las baterías a las carga rápidas también deberá asegurarse así como la escalabilidad, la carga dinámica y la integración de las energías limpias en la ecuación.

 

Si te perdiste el panel, puedes recuperarlo aquí:

 

Share This
Próximo webinario (20 de abril): Un nuevo paso hacia la vivienda sostenible y automatizada con Circontrol y Loxone.
This is default text for notification bar