EVS 32 Lyon, France 19th - 22nd May. Visit us! Stand C11

Los países nórdicos son el tercer mercado mundial del Vehículo Eléctrico

Los países nórdicos son pioneros en la introducción del Vehículo Eléctrico, lo sabemos desde hace años. Estudios como el Nordic EV Outlook 2018 de la Agencia Internacional de la Energía nos ayudan a conocer con más detalle la situación y analizar cuales han sido los factores clave para este éxito.

El número de vehículos eléctricos ha aumentado de forma constante desde 2010 en los países nórdicos, alcanzando los 250.000 a finales de 2017. En 2017 se vendieron 90.000 VE, una cifra que representa una subida del 57% respeto al año anterior batiendo un nuevo récord en cifras absolutas. Estos vehículos representan una cuota de mercado del 10,6% y el 8% del parque de VE a nivel mundial. Con estas cifras los Países Nórdicos ya son el tercer mercado de la movilidad eléctrica en volumen de ventas después de China y Estados Unidos.

El Vehículo Eléctrico tiene presencia en todos los Países Nórdicos pero la penetración no es igual en todos los mercados. El líder destacado es Noruega con un 39% de cuota de mercado, la más alta del mundo. En Noruega uno de cada dieciséis coches es eléctrico, una cifra mucho más alta que la del resto de los nórdicos donde la media es de uno de cada 50. En segunda posición se encuentra Suecia, seguido de Finlandia. Dinamarca difiere de sus vecinos. Es el país en el que se han vendido menos VE en 2017 y han ido bajando desde 2015, eso es debido a unas políticas erráticas que han generado dudas en los conductores que pensaban en pasarse al Vehículo Eléctrico.

Los VE han llegado para quedarse y las políticas impulsadas por los Países Nórdicos apuntan hacia esta dirección. Se calcula que en 2030 habrá 4 millones de vehículos eléctricos en estos países con Noruega y Suecia al frente y se habrán reducido un 40% las emisiones respeto a las que se producirían con un número equivalente de vehículos que funcionen con combustibles fósiles. Noruega prevé, además, vender solo vehículos de emisiones cero en 2025.

.¿Qué podemos aprender de los Países Nórdicos?

Podemos, simplemente, mirar las cifras de la movilidad eléctrica en los Países Nórdicos con envidia, pero resultará más útil analizar como han llegado a esta situación para ver qué podemos aprender de ellos.

Un aspecto clave para la introducción y extensión del Vehículo Eléctrico son las políticas de soporte a la movilidad eléctrica. En los Países Nórdicos ha habido múltiples políticas que incluyen impuestos diferenciados según el rendimiento ambiental del vehículo, conseguir que los VE sean más baratos reducir los impuestos que los graban o darles ventajas como por ejemplo parking gratis. De cómo se concreten estas ventajas puede depender, por ejemplo, que los conductores escojan un vehículo híbrido o eléctrico

Este informe también muestra que en este contexto se requiere un desarrollo tecnológico importante y para que sea posible los incentivos económicos deben dejar de tener como objetivo la compra de vehículos y empezar a impulsar medidas que reduzcan el riesgo de invertir en tecnología por parte de los fabricantes y posibiliten una reducción de costes.

Muchos países están empezando ya a aplicar este tipo de medidas, pero hay un aspecto importante a tener en cuenta. Estas políticas deben equilibrar ambición y realismo, es decir, deben poder mantenerse en el tiempo. En Noruega las políticas de promoción de la movilidad eléctrica han sido muy estables y ahora es el país líder. En Dinamarca, en cambio, las discrepancias entre los anuncios iniciales y los ajustes que se han tenido que hacer posteriormente han perjudicado la venta de VE que han bajado desde 2015 y se sitúa a la cola de los Países Nórdicos.

Las flotas también pueden tener un papel muy importante en la extensión de la movilidad eléctrica. La alta ratio de uso y sus costes de mantenimiento más bajos convierten a los VE en una muy buena opción para las flotas de vehículos. Finlandia, por ejemplo, ha implementado una legislación que quiere convertir a este país en líder en la movilidad como servicio, es decir en la implantación de flotas de alquiler de vehículos. Para que estas iniciativas sean un éxito es necesario ofrecer una alternativa fiable, barata y segura al coche privado y los VE la ofrecen, además de contribuir a una reducción de la emisión de gases contaminantes. 

Share This