Los centros comerciales parecen un invento muy moderno pero, como casi todo lo que caracteriza la sociedad de consumo del siglo XXI, tiene sus orígenes en los Estados Unidos de los años 60. Fue Victor Gruen, arquitecto austríaco emigrado, quien los ideó en los años 50 como espacios comunitarios pensados para acceder a pie a una gran variedad de servicios. Esto pretendía emular el modelo europeo de ciudad y hacer frente a la individualización de la América suburbana que nacía.

Y es en esta América suburbana donde nacen también los retos para la movilidad a los que nos enfrentamos aún hoy en día. Gracias a Parking Network descubrimos, precisamente, un artículo de 1958 escrito por Stephen M. Sutherland, profesor de geografía de la Universidad de Oklahoma, y titulado ‘Problemas de aparcamiento en los centros comerciales’. Un tema que aún preocupa a operadores de centros comerciales y empresas fabricantes de soluciones para la movilidad en aparcamientos (sistema de guiado, iluminación LED, eficiencia energética…) como Circontrol, que ofrece una solución también pensada para centros comerciales.

En su artículo Sutherland incluye la existencia de un parking como condición para que un establecimiento pueda considerarse un centro comercial y sus características como factor de éxito para el centro comercial en cuestión. Y es que nos encontramos en la época en que el automóvil se popularizó. Si bien leyendo el artículo nos puede parecer que las preocupaciones de Sutherland son muy básicas debemos pensar que eran los primeros que se enfrentaban a problemas de movilidad con los que hoy vivimos constantemente y que no disponían de los avances tecnológicos. No había Sistemas de Guiado de Parking, indicadores luminosos, iluminación LED, displays, programas informáticos que analizaran la ocupación… Y aún así ya se planteaban aspectos como la rotación de los automóviles y el tiempo que pasaban estacionados. También se preocupan mucho de aspectos como el tamaño del parking, su localización, forma o si se trata de un parking de un solo nivel o de más de uno. Pueden parecernos aspectos básicos pero debemos pensar que son los primeros parkings que se diseñaban y que, a veces, volver a pensar también en lo básico, nos puede ayudar a plantear mejor nuestros proyectos.